Skip to content

Biocurve - Calderas de condensación

Presente y futuro

Innovación en la condensación en biomasa

* Pulsa en los círculos azules para ampliar la información

Amaia Rodríguez
Amaia Rodríguez
Bodegas Remelluri, La Rioja Alavesa
Leer Más
Para cubrir toda la necesidad térmica de nuestra bodega, incluyendo los procesos industriales, utilizamos dos calderas BioCurve. Gracias a esta decisión estamos ahorrando un 40% en nuestro coste energético, tenemos más independencia para elegir nuestro proveedor y contribuimos a respetar el medioambiente.
Daniel Peña
Daniel Peña
Hotel Las Brujas, Tarazona
Leer Más
Desde que sustituimos el gas propano por dos calderas BioCurve, hemos reducido nuestro gasto en calefacción y agua caliente sanitaria. Además, cada año evitamos la emisión de 80 toneladas de CO2.
Logo-EIBT
RSA2019
SME-Instrument 2016

¿Qué producto necesitas?

Nuestro equipo comercial os ayudará a buscar la mejor solución a vuestra necesidad.

Sector Doméstico

Sector Servicios

Sector Industrial

Sector Público

Sobre BioCurve

En BioCurve trabajamos por un mundo sostenible con soluciones rentables. El departamento de innovación de BioCurve ha optimizado los dos procesos críticos, la combustión y la cesión de energía, para crear las calderas de biomasa más avanzadas.

Este desarrollo, merecedor de numerosos premios internacionales, permite ofrecer una gama récord en el mercado, de 25 a 200 kW, de calderas de condensación de biomasa, sin costosos y voluminosos recuperadores de calor.

Principales características

Ultra eficaces

Con un máximo rendimiento sin recuperadores, es decir, un ahorro óptimo.

Ultra compactas

Gracias a su diseño pionero en el mercado, el cuerpo de la caldera BCH200, de 200 kW, apenas ocupa 1.2 m2.

Con la última tecnología

Para su gestión a distancia, pudiendo elegir entre el control por móvil, a través de una App gratuita, o la integración bajo la supervisión de un autómata externo

Cómodo mantenimiento

Su concepción vanguardista las ha liberado de los engorrosos turbuladores. Basta con abrir la tapa superior para tener un acceso directo al cuerpo de la caldera.

Además, están completamente automatizadas: su alimentación, encendido, limpieza de quemador e intercambiador, así como la retirada de cenizas a maleta extraíble, viene equipados de serie.

Respetuosas con el medio ambiente

Tanto su óptimo rendimiento como sus emisiones inapreciables les han permitido la clasificación en los países con los criterios más exigentes, como Alemania, Francia, los Países Bajos e, incluso, con años de antelación, el Diseño Ecológico Europeo